Fuente Radio UC

La falta de infraestructura para el equipo de la Consejería Superior ha sido motivo de tensión con la federación. La FEUC, por su parte, no está obligada a otorgarle un espacio al representante académico, pero el déficit de lugar dificulta el trabajo del equipo. El Puclítico decidió averiguar quiénes eran los encargados de habilitar las oficinas y cuál es la solución que proponen las autoridades universitarias.  

Todos los años la Consejería Superior (CS) está sujeta a la disposición de la FEUC para el uso de las oficinas. Las últimas tres federaciones le prestaron los recintos, siendo que esto no es la responsabilidad de este grupo de estudiantes. El problema radica que la falta de infraestructura vuelve inestable la situación del Consejero y dificulta las funciones académicas que lleva durante el año.

La presidenta de la FEUC, Sofía Barahona, ofreció a Juan Echaurren, Consejero Superior, usar las oficinas mediante el seguimiento de un protocolo. “Esto es que salude a las secretarias, avise con tiempo y no se estén ocupando las oficinas. Él puede ocuparlas con su equipo y si necesita quedarse hasta tarde podemos quedarnos acompañándolo en otra oficina, obviamente, porque no tiene llaves y no se puede quedar nadie sin llaves”.

La visión del Consejero Superior sobre el problema, más allá del protocolo, tiene que ver con la posición de la FEUC frente a su ocupación de las oficinas. Afirma que a pesar del diálogo abierto que planteó la federación en su campaña para las elecciones, no le han permitido ingresar a las oficinas. “La FEUC no está abierta a trabajar con quienes piensan distinto”.

El director de Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE), William Young, comentó acerca de las oficinas FEUC. Hay una en cada campus de la universidad, y si bien el Consejero Superior es una figura importante en la orgánica estudiantil, nunca ha tenido un espacio particular. “No habían existido problemas para que ambos equipos utilizaran las oficinas de la federación, aunque fueran movimientos políticos distintos”.  También habló sobre que, tanto la Presidenta de la FEUC como el Consejero Superior, le han comentado sobre algunas tensiones que han tenido. Frente a ello y la falta de infraestructura, Young afirma: “Hemos visto qué alternativas hay, pero no es una cosa que se pueda resolver instantáneamente”.

Sofía Barahona aseguró que se está gestionando con la DAE para que el Consejero Superior tenga un lugar propio y establecido por estatuto. Esto a fin de que pueda trabajar con su equipo tranquilamente y no se vuelvan a dar situaciones incómodas. “Actualmente el hecho de que no exista un espacio para el Consejero Superior ha hecho que se generen roces”.

No hay claridad sobre el futuro del Consejero Superior en términos de espacio en la universidad. Solo queda esperar a que nuestra casa de estudios se manifieste al respecto o que los cambios que propone Barahona y Young se hagan efectivos. Así los representantes de la universidad podrán trabajar sus diferentes temáticas en distintos espacios, sin incomodidades ni conflictos.

Tomás Allendes

Estudiante de Periodismo UC y Miembro de El Puclítico

No hay comentarios