La  injusticia de la gratuidad no radica únicamente en que se le estaría pagando la educación a quienes sí se la pueden pagar. Por ejemplo, la Universidad de Sao Paulo es gratuita pero tremenda elitista, ¿se está incluyendo a los que no podían acceder a la educación superior? Dicen que si quieres ver los autos último modelo tienes que ir al estacionamiento de esa universidad, ¿la gratuidad universal elimina la segregación? No.

En ese sentido, pretendo ahondar en algunos puntos para una educación equitativa en términos de gratuidad.

Primero, la gratuidad universal es realmente insostenible económica. Aunque se intente realizar una reforma tributaria aumentando los impuestos en un alto porcentaje (como la que promovió este gobierno) no se puede financiar la totalidad de la educación. Es por eso que los recursos destinados a la educación deben ir a quienes lo necesitan, brindando oportunidades a quienes no la han tenido. En este sentido, si se financia a los quintiles más ricos de este país, se volvería a excluir a los mismos de siempre.

Segundo, que exista gratuidad no implica que la educación sea de excelencia, y en ese sentido, la gratuidad  nuevamente perjudicaría a los eternos marginados. Es por eso que debe haber una diversidad de proyectos educativos que apunte a las necesidades e intereses de las personas. Debe haber excelencia en la educación primaria y secundaria brindando oportunidades a todos, acortando las brechas existentes, porque es ahí donde se generan las diferencias, sobre todo en la educación inicial.

Actualmente el aparato estatal pretende controlar todo, incluso las decisiones y la fijación de precios y costos que debiese tener la educación, provocando que un tercero determine la cantidad de recursos, generando un déficit y afectando a la autonomía, la diversidad y la calidad de la educación. De hecho, ya hemos visto como las instituciones de educación superior (entre ellas nuestra universidad) se han visto tremendamente afectados este déficit generado por terceros.[1]

Para terminar quisiera preguntarle a la NAU, ¿Alguna vez entenderán que hay que enfocarse en la educación inicial?, ¿cuándo van a proponer medidas concretas más que consignas ideológicas que apunten a una educación de excelencia universal?, ¿cuándo van a creer en el poder decisivo, la libertad y la autonomía que tienen las personas?

Nosotros creemos en una educación que es libre, equitativa y de excelencia, en donde el centro de la sociedad –y por lo tanto- de la educación, está en las personas, entendiendo que esta debe brindarles apoyo y oportunidades para un desarrollo en dignidad.[2]

 

Vicente Breguel G.

Consejero Territorial Ingeniería Comercial.

Movimiento Gremial.

[1] http://accioneducar.cl/wp-content/files_mf/1490990772Nuevod%C3%A9ficitporincorporaci%C3%B3ndelsextodecilalagratuidad.pdf

[2] http://www.feuc.cl/sitio2015/wp-content/uploads/2015/04/FUEC-Reforma-a-la-Educaci%C3%B3n-Superior-copia.pdf

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta